• La OSO en la Sala Dolores
    Santiago de Cuba
Jueves, 19 Septiembre 2019

Buscar en este site

Memorable inicio de temporada 2018/19 de la OSO

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (1 Vote)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

liuba maria Hevia OSOConcierto de la Orquesta Sínfónica de Oriente con la cantautora Liuba María Hevia

El pasado día 12 de sept. 2018, a las 08:30pm. y el 13 de sept. a las 1100am, bajo la dirección del director de orquesta Enrique Pérez Mesa (Orquesta Sinfónica Nacional), la OSO celebró el inicio de temporada 18719 con la participación estelar de la solista cantautora Liuba María Hevia y su grupo en la sala de conciertos Dolores de Santiago de Cuba, aprovechando la gira nacional de la inytérprete que festejaba sus 35 años de vida artística.

La vocalista regaló una selección de los temas propios, así como otros de Teresita Fernández y de Silvio Rodríguez.

 

Hevia se asistió en ocasiones de su guitarra; en otras, estuvo respalda por la Orquesta Sinfónica de Oriente bajo la dirección del maestro Enrique Pérez Mesa; por el Coro Madrigalista, dirigido por la maestra Magalys Sánchez; por guitarristas y percusionista invitados, y en los números de cierre, por la intervención de cantorías infantiles de la urbe. 

Antes de hacer un “popurrí” de tangos argentinos, Hevia recordó las veces que al estar en Santiago de Cuba compartió con los integrantes de la peña que aquí defiende la canción rioplatense.Y cuando presentó a las decenas de niñas y niños de las cantorías, mencionó a la pequeña Patricia de la Caridad, una de esas voces, que celebró su cumpleaños ese día.

Luego de tantos números aplaudidos por el público era difícil “subir la parada”, sin embargo, Liuba lo consiguió cuando interpretó con la OSO y las voces infantiles y del “Madrigalista”, temas como Granito de canela, Señor Arcoíris…

Se emocionó otra vez, cuando recordó a la entrañable compositora Teresita Fernández:

“Estuve tan cerca de Teresita, que estos 35 años de vida artística los celebro con ella, porque sus canciones han sido también mi canto”.

No pudo ser de mejor manera el cierre, porque el concierto finalizó con esa pieza inolvidable de Teresita: “Dame la mano y danzaremos”. Entonces a la voz y la guitarra de Liuba; a las secciones instrumentales de la Orquesta Sinfónica de Oriente; a las voces de las Cantorías, se sumó el canto del público en una despedida en verdad impresionante.

Usamos cookies imprescindibles para una mejor experiencia de usuario. Gracias